TheHorse.com en Español: Alimentando Para Competencia

This is one of a series of articles translated as part of our partnership with A Caballo, an equine publication based in Mexico, and Jorge Murga, DVM. Keep an eye on TheHorse.com for more Spanish-language resources coming soon. Read this article in English.

Preguntas o comentarios en español puede ser enviado a News@TheHorse.com.


Alimentar caballos de alto rendimiento es un desafío. Si los requerimientos nutricionales se reúnen apropiadamente, el desempeño puede mejorar sobre los equinos que están alimentados con dietas desequilibradas o cantidades inadecuadas. Cuando se trabaja con un veterinario o nutriólogo para desarrollar un programa económico y eficiente, se tomará en cuenta las necesidades de: energía requerida, proteína, vitaminas, y minerales

Energía

Un desafío en la alimentación de los equinos atletas es mantener una condición corporal ideal para un tipo específico de trabajo. Cualesquiera que sea la carga de trabajo, la energía es lo mas preocupante de la nutrición. La energía debe ser provista en cantidad razonable de la dieta diaria que pueda ser consumida con seguridad por caballos atletas.

Dependiendo del nivel de actividad del equino y la concentración de energía en la dieta, el consumo de heno y concentrado deberá ser entre el 1.5-3% del peso diario del equino.

La energía que proveen los granos puede ser empleada directamente o almacenada en los músculos y el hígado en forma de glicógeno. La glucosa en sangre y el glicógeno en músculo e hígado contribuyen con las necesidades de energía en los caballos de competencia, especialmente en el uso del metabolismo anaeróbico (i.e. trabajo corto, gasto intenso), tales como caballos cortadores o de carreras. Estos caballos a menudo requieren una combinación de metabolismo aeróbico y anaeróbico, y por lo tanto tienen problemas para obtener suficiente energía de alimentos concentrados convencionales.

Investigaciones han mostrado que la grasa puede ser usada como parte total de fuente de energía que puede ser suplementada en forma más concentrada. Los caballos necesitan tiempo para ajustarse a la utilización de la grasa, algunas veces más de tres semanas. Un complemento de grasa en la dieta proveerá más energía, en tanto que el volumen de alimentación diaria deberá disminuirse si el nivel de trabajo y la condición corporal se mantienen igual. Los propietarios que quieran llegar al tope de grasas o aceite en los alimentos deberán iniciar con pequeñas cantidades e incrementarlas gradualmente, así también observar el comportamiento general como en la manera que comen. También, la suplementación de grasas y/o aceites requiere de una reevaluación de los nutrientes de una dieta balanceada, especialmente para animales jóvenes que están en crecimiento y reciben ejercicio.

Proteína

La sobrealimentación de proteína es muy común en caballos de competencia. A menudo las dietas y la descripción de las necesidades nutricionales esta visto por el porcentaje de proteína en las dietas. El porcentaje de proteína cruda de los granos o concentrados mezclados no deberá incrementarse dramáticamente en tanto se incremente la actividad del equino.

Por ejemplo: Los requerimientos de proteína en los caballos maduros es un (10% más bajo o menos) dependiendo del nivel de alimentación en el que están. No hay justificación para dar alimentos con grandes cantidades de proteína a equinos atletas. Las proteínas que un caballo recibe más haya de sus necesidades, resulta en mayor costo y crea problemas en el metabolismo.

Caballos de competencia que se alimentan con pasto henificado de buena calidad reciben (de 7 a 8% de proteína cruda) deberán recibir proteína adicional suficiente de un 12% de granos o concentrados mezclados, o alimentarlos con un 14% si esto contiene niveles significativos de grasa cruda. Con una carga moderada de trabajo, el consumo diario de alimento (heno y grano) será de entre 1.75% y 2.5% de peso corporal.

Agregar grasa o aceites provee un incremento en la densidad de energía, pero disminuye la concentración de proteína en los alimentos. Cuando se añade de un 5-10% de grasa a la mezcla de granos, los caballos deberán ser alimentados con un concentrado que contenga aproximadamente un 14% de proteína cruda. Esto es especialmente importante en equinos de 2 y 3 años que están trabajando.

Vitaminas

La suplementación de las vitaminas en los caballos no esta bien comprendida, y muchos propietarios de caballos que están competencia, aplican vitaminas de más. Si el caballo esta recibiendo una dieta bien balanceada que contenga suficientes vitaminas, el suplementar mas vitaminas no ampliará la capacidad de desempeño. Y de hecho, puede ser peligroso.

Algunas vitaminas del grupo de la "B" son importantes para el buen desempeño y pudiera haber necesidad de suplementarse. Pérdida de apetito es un síntoma de deficiencia de Tiamina (una de las primeras vitaminas del grupo de la "B").

Tiamina puede ser fácilmente sintetizada en el intestino del caballo en cantidades suficientes que requieren los caballos adultos, pero quizá no pueda ser sintetizada o absorbida tan rápido como se requiere en caso de caballos bajo la presión del trabajo.

Biotina, es del grupo del la "B" y a menudo es suplementada para promover el crecimiento y fortaleza del casco. Investigaciones recientes demostraron efectos benéficos de una forma de suplementación de biotina como una reducción en la incidencia y severidad de los defectos de la capa cornea, incremento en la resistencia, y mejoramiento en la condición de la línea blanca. El mejoramiento puede tardar varios meses en lograrse. Más investigación es necesaria antes de hacer recomendaciones de complementos dietéticos para equinos pobres de cascos.

Minerales

Los caballos cuando trabajan, con el sudor pierden grandes cantidades de sodio, cloro y potasio. Dos de la mayores fuentes de estos minerales están en los forrajes de buena calidad y suplementan los minerales traza como la sal. Preparados comerciales de alta calidad para alimentar caballos, normalmente contienen las cantidades suficientes de minerales. La manera más efectiva para encontrar las necesidades de minerales que los caballos bajo ejercicio requieren, es la selección de forraje y que los concentrados posean un buen equilibrio de minerales requeridos y dar estos en cantidades que contengan los requerimientos de energía de los animales. Equinos que sudan excesivamente pudieran necesitar algo más de sal para complementar el requerimiento total de sal que es del 1% de la ración diaria. Más información acerca de este tópico puede ser encontrada en la página de Nutrición de Horse Health en: myHorseMatters.com


Traductor:
José de la Paz Casillas, MVZ
De la revista:
The Horse, Febrero de 2002

About the Author

Brett Scott, PhD, Dipl. ACAN

Brett Scott, PhD, Dipl. ACAN, is a professor and extension horse specialist in the Department of Animal Science at Texas A&M University.

Stay on top of the most recent Horse Health news with FREE weekly newsletters from TheHorse.com. Learn More

Free Newsletters

Sign up for the latest in:

From our partners