TheHorse.com en Español: Alimentando al Potro en Crecimiento

This is one of a series of articles translated as part of our partnership with A Caballo, an equine publication based in Mexico, and Jorge Murga, DVM. Keep an eye on TheHorse.com for more Spanish-language resources coming soon. Read this article in English.

Preguntas o comentarios en español puede ser enviado a News@TheHorse.com.

Inicie al potro completando la ayuda para evitarle problemas de huesos y tendones durante su vida.

Sus potros crecen como la hierba al lado de las madres, y por las apariencias, están sanos y felices.

¿Pero sabe usted cuan importante es asegurarse que el potro reciba las cantidades correctas de nutrientes y que no crezca muy rápido en tanto establezca un programa de nutrición?; efectivamente determinar una dieta apropiada para potrillos puede ser difícil.

Científicos han hecho trabajos maravillosos para determinar los nutrientes necesarios para un apropiado índice de crecimiento, pero no todos los jóvenes son criados igual. Los índices metabólicos varían, la calidad de la leche varía de yagua a yegua, hay variación de ejercicio, la calidad del forraje o los pastos varían ... y la lista sigue.

El desafío para los propietarios de potrillos es establecer un programa de alimentación hecho de acuerdo a las necesidades individuales o de grupo.

Observando de cerca respecto a lo que los jóvenes desarrollarán, es de gran importancia para determinar que las metas de crecimiento inicien sin que causen problemas a estructuras como huesos y tendones. Esto puede ser complicado cuando se manejan grupos de potrillos, pero es sumamente importante hacerlo.

Robert (Bob) Coleman, MS, PhD, director asociado para Estudiantes en Educación en Manejo de Ciencias Equinas y profesor de extensión equina del Colegio de Agricultura de la Universidad de Kentucky, nos dijo: que el periodo desde el nacimiento a los 18 meses es crítico para el crecimiento de los potros. Esto es por que los potros consiguen el 90% de madurez tanto en alzada como en peso en el primer año y medio de vida.

Durante este periodo de rápido crecimiento se prepara el escenario donde se inicia el futuro atlético de los jóvenes potros.

Un programa apropiado de alimentación, puede dar como resultado un caballo maduro, de huesos y músculos sanos, apto para una vigorosa vida como atleta. Una forma inadecuada de alimentación puede resultar en desarrollo de problemas ortopédicos que podrán afectar al equino de por vida. Problemas de ese tipo pueden resultar por sobre alimentación en potros destetados.

La razón que dan algunos propietarios o encargados para alimentar a los potros con dietas sobrecargadas de nutrientes es de naturaleza económica. Millones de dólares se gastan cada año en ventas de potros añales y a menudo los machos más grandes, los más altos, corpulentos, animales de apariencia madura, son producto de un rápido crecimiento.

Así como el sistema de evaluación Hennek es usado para determinar las condiciones corporales del caballo, Christian Rammerstorfer, PhD, de la Universidad estatal de Óregon y actualmente entrenador de caballos de rienda en Elbert, Colorado, nos dijo que los índices de crecimiento según los nutriólogos es como sigue: bajo, moderado, óptimo, y rápido.

Es importante para los propietarios, dijo, decidir en la vida temprana del potro cual es el mejor índice de crecimiento para cada animal.

  • Índice Bajo de Crecimiento Bordea sobre mala nutrición y se considera atrofia de crecimiento. A menos que existan condiciones de salud para evitar que el animal suba de peso y en cambio baje de peso, de otra manera no se recomienda.
  • Índice de Crecimiento Moderado Es aceptable para todos los prospectos destinados a competencia como: cortadores, rienda, doma clásica, etc. Estos animales no serán forzados durante los 2 primeros años de vidas ya que son prospectos a corredores.
  • Índice Óptimo de Crecimiento Es lo ideal para el 80 ó 90% de todos los equinos. El crecimiento es de cierta manera estimulado pero no al punto que el crecimiento de los huesos pueda tener problemas significativos.
  • Índice Rápido de Crecimiento Se consigue por el empleo de algunas prácticas alimenticias que no debieran ser aplicadas para la mayoría de potros en crecimiento. Usualmente un índice rápido de crecimiento involucra una ingestión de proteína por arriba del 16% resultando en una ganancia de peso de casi 1.5 kgs diario.

Una de las herramientas que puede usarse para que nos ayude a determinar si un programa de alimentación es adecuado, es por el sistema de evaluación antes mencionado de Henneke. Desarrollado por Don Henneke, PhD, cuando se graduó en la Universidad de Texas A & M, en 1983, el sistema involucra números en la escala del 1 al 9. Un equino catalogado como: 1 es un animal emaciado (flaco), y el catalogado como 9 es un animal gordo.

Cuando se estudia la literatura de la nutrición, la mayoría de los nutriólogos consideran que potros en crecimiento deben estar entre los índices 4 a 6 de la escala de Henneke.

Así es como el sistema Henneke describe el índice 4 de crecimiento: el animal es moderadamente delgado, pero el cuello, la cruz, hombros no se notan delgados, la línea de las costillas se nota, hay una falsa arruga de apariencia prominente a lo largo del lomo, la prominencia en el nacimiento de la cola depende de la conformación; la grasa se puede al tocar. De los huesos de la cadera los picos no son visibles.

El índice 5 se describe de la siguiente manera:

Condición general moderada (peso ideal). El cuello del potro se puede doblar sobre el cuerpo en forma suave, la cruz es redondeada sobre la columna vertebral, los hombros flexionan suavemente hacia el cuerpo; las costillas no se distinguen a simple vista pero se pueden sentir fácilmente, el lomo esta parejo, y la grasa alrededor del nacimiento de la cola se empieza a sentir blanda.

Índice 6: El caballo esta moderadamente gordo, con depósitos de grasa en cuello, cruz y hombros, la grasa en las costillas se siente esponjosa; y quizá tenga una ligera cresta sobre los lomos. La grasa alrededor del nacimiento de la cola se siente blanda.

Especialistas en equinos en conjunto con la Cooperativa de Extensión de Virginia, publicaron un trabajo sobre el largo del antebrazo y la circunferencia de la caña, establecen que son indicadores importantes de la salud de los huesos de los caballos jóvenes en crecimiento. El crecimiento deberá ser considerado en todas las medidas que ellos establecen. Cambios rápidos de crecimiento o disminución del los mismos pueden ser indicadores de potenciales problemas.

Transición en la alimentación de potrillos mamones

En los estadios tempranos de la vida del potro, dijo, Coleman, los requerimientos nutricionales de los potrillos tienen que ver más con la leche de la madre y el pastoreo, además cuando el potro comienza a mordisquear el grano que le dan a la madre. Sin embargo, comentó, una vez que el potro alcanza los 2 meses de edad sus demandas nutricionales están fuera del alcance de lo que la yegua puede proveer solamente con la leche. Es en esta fase que él cree que la transición en la alimentación es benéfica.

Coleman es conocido en la industria como un experto en el campo de la transición alimenticia. Antes de asumir su posición actual en la Universidad de Kentucky, sirvió como especialista en equinos para el departamento de Desarrollo Rural, Alimentos y Agricultura de Alberta, en Edmonton, Alberta, Canadá. Mientras estaba en servicio en capacitación, condujo un trabajo de investigación de 53 días que consistió en la transición alimenticia a un grupo grande de potrillos en ranchos de Alberta.

El reporte del estudio que fue hecho en 1997, se publicó en la Revista de Ciencias Veterinarias en 1999.

Este estudio fue y sigue siendo acogido por los nutriólogos en equinos como uno de los mejores estudios llevados a cabo para determinar el papel que juega la transición alimenticia en el desarrollo del potro.

Ha habido preocupación o inquietud que un programa de transición alimenticia pudiera desarrollar problemas ortopédicos por que el potro pudiera haber sido estimulado para desarrollar al máximo su genética.

Coleman concluye que un buen programa en la transición del cambio de alimentación corta la posibilidad de desarrollar problemas post-destete en lugar de contribuir a ellos. La razón para esto, dijo, es que el potro en el cambio de alimentación crecerá a su potencial óptimo, reduciendo un gran esfuerzo compensatorio de crecimiento después de destetado.

Tuvo a bien decir en la publicación de su reporte:

Los potros están bajo grandes condiciones de estrés al destete por que su dieta es cambiada, hay pérdida de compañía de la madre, y es posible que sean cambiados de localidad. El estrés del destete puede resultar bastante dañino: pérdida de peso y problemas de salud. El estrés puede afectar la competitividad del potro al momento de la venta en el lugar de mercadeo.

La buena transición en el cambio alimentación ha mostrado que reduce el estrés en los potros al destete. Potros acostumbrados a los alimentos secos antes del destete demuestran menos estrés que potros que no recibieron concentrados antes del destete.

Las dos raciones que Coleman uso en este estudio incluyen avena y cebada como el mayor componente de granos, con una pequeña cantidad de trigo incluida.

Él usó una combinación de harina de canola y harina de soya como suplemento de proteína. Una de las raciones contenía 13% de proteína y la otra 17%. Hubo poca diferencia en los resultados cuando las dos raciones fueron comparadas. Lo que se demostró fue que los potros que estuvieron en el programa de transición alimenticia, mostraron mejor condición física que sus contrapartes que no estuvieron en el programa de transición alimenticia. En suma, potros bajo programa de transición alimenticia estuvieron listos para moverse a la siguiente fase de desarrollo post-destete. Y quizá lo más importante, los investigadores no detectaron que desarrollaran problemas en los miembros.

Hay aspectos en la transición de la alimentación que es muy importante, anota Coleman en una extensión de su estudio sobre este objetivo:

  • Inicie la transición de la alimentación cuando el potro tenga entre 8 y 12 semanas de nacido. Asegúrese que el alimento es fresco, del día y que los potros lo consuman adecuadamente.
  • Use comederos adecuadamente diseñados para que las yeguas no tengan acceso y los potros no sean maltratados. Si Ud. no quiere un comedero externo, puede tener la yegua atada en la caballeriza y permitir al potro que coma.
  • Ponga los comederos donde las madres suelen reunirse.
  • Mantenga el comedero al siguiente índice de alimento: para que el potro consuma diariamente lo siguiente: 1% de peso del potro (esto es una libra de alimento por 100 libras de peso del potro). Para la mayoría de potros de razas ligeras esta cantidad de alimento es aproximadamente 1 libra de alimento por mes de edad.
  • No tenga comederos con libre acceso porque esto pudiera incrementar la incidencia de Fisitis y entero toxemia (también llamada "enfermedad por sobrealimentación" causada por una toxina que produce el clostridium Perfringens) entre los potros de más rápido crecimiento.

Alimentación post-destete

Los programas de transición alimenticia, como dijo Coleman, ayudan a preparar al potro para el traumático día del destete. Hasta este punto una dieta apropiada y ejercicio son de gran importancia.

Aquí lo que el sugiere:

Alimente a los potros con una dieta combinada. "Primero deberán ser alimentados con forraje de buena calidad. Deberán tener libre acceso al heno y permitir el libre ejercicio.

Los investigadores han demostrado que el ejercicio fortalece los huesos, incrementa el espesor cortical (la densa estructura tubular externa del hueso) y prolonga el futuro atlético.

"Segundo: los potros deberán ser alimentados con concentrados como sigue: dar diario de 1 a 1.5 libras de peso". "Este alimento deberá contener un mínimo de 15% de proteína cruda. 0.90% de calcio y 0.80% de fósforo.

Ajuste el porcentaje de proteína del concentrado de acuerdo al tipo de forraje que este dando. Si el forraje que da es de alta calidad, el potro necesitara menos concentrado.

"Sea cuidadoso, no alimente potros recién destetados con mucho concentrado" advierten. Si Ud. alimenta potros destetados con altos niveles de concentrado, estos crecerán más rápidamente y pudieran dañar el desarrollo de los huesos y tendones. Por lo tanto este al pendiente de la cantidad que están comiendo par evitar sobrealimentación".

Un punto sobre el cual los nutriólogos están de acuerdo es que el forraje y los granos deberán estar bastante disponibles.

Esto es especialmente cierto con el heno y el pasto. Esto es por que el heno puede variar ampliamente en el contenido nutricional y otros factores que figuran en su calidad.

Si algún propietario desconoce acerca de la calidad del heno que dará, es conveniente buscar ayuda con extensionistas, veterinarios o granjeros que cosecharon y henificaron.

También es buena idea analizar el forraje para saber exactamente que nutrientes contiene.

Llevando un mensaje a casa

Criar un potro fuerte, un caballo sano, capaz de competir en un mundo de atletas sobre miembros fuertes y sanos, es todo un desafío. Sin embargo Ud. puede lograr el objetivo si consigue tener al potro en un buen inicio nutricional a muy temprana edad y mantener

un programa de sana y adecuada alimentación durante toda su carrera.


Publicado en la revista: The Horse, Junio de 2009

Traducido: MVZ José de la Paz Casillas.

About the Author

Les Sellnow

Les Sellnow is a free-lance writer based near Riverton, Wyo. He specializes in articles on equine research, and operates a ranch where he raises horses and livestock. He has authored several fiction and non-fiction books, including Understanding Equine Lameness and Understanding The Young Horse, published by Eclipse Press and available at www.exclusivelyequine.com or by calling 800/582-5604.

Stay on top of the most recent Horse Health news with FREE weekly newsletters from TheHorse.com. Learn More

Free Newsletters

Sign up for the latest in:

From our partners