TheHorse.com en Español: Sí­ndrome Metabólico Equino

This is one of a series of articles translated as part of our partnership with A Caballo, an equine publication based in Mexico, and Jorge Murga, DVM. Keep an eye on TheHorse.com for more Spanish-language resources coming soon. Read this article in English.

Preguntas o comentarios en español puede ser enviado a News@TheHorse.com.

 


Síndrome metabólico equino (SME), enfermedad de Cushing, resistencia a la insulina (RI), intolerancia a la glucosa e índices de glicemia en la alimentación han estado más en la prensa últimamente. Los términos se han tomado de la literatura humana, donde tiene connotaciones muy específicas en consideración a las entidades clínicas que denotan.

Síndrome Metabólico: es caracterizado por un aumento de glucosa y respuesta a la insulina para estandarizar la tolerancia a las pruebas de glucosa, más hipertensión (alta presión arterial), la cual no ha sido documentada en (SME) en los caballos.

Enfermedad de Cushing es clásicamente a la hipersecreción de la hormona adenocortricotropa (ACTH) por tumores de la glándula pituitaria la cual causa excesiva liberación cortisol por las glándulas adrenales. La elevación de cortisol es considerada la primera causa de los signos clínicos de híper glicemia, polidipsia (sed excesiva), polifagia (comer en exceso), poliuria (orinar demasiado), cambios en la capa de pelo, etc., en otras especies. En los caballos el síndrome es a menudo asociado en los estadios tempranos a (RI) y es atribuible a problemas disfuncionales de la pituitaria en lugar de actividad por tumores.

Resistencia a la Insulina, una disminución en la sensitividad de las células del cuerpo a la insulina facilita el aumento de glucosa, es idealmente documentada por híper glicémicos o euglicémicos (índices normales) y es sujeto a técnicas donde ambos insulina y glucosa son inyectados vía intravenosa, y por medio de un complejo modelo matemático, se calcula la insulina requerida para reducir o mantener los niveles de glucosa. Estas son medidas directas de sensibilidad celular y son consideradas como "regla de oro" para pruebas de diagnóstico. Pruebas sencillas para la sensitividad de la insulina, involucran la aplicación ya sea oral o intravenosa de glucosa estándar para pruebas de desafío y medir la respuesta de la glucosa e insulina y medir la respuesta glucosa e insulina. Esto, sin embargo asume una función normal de las células (Beta) del páncreas (necesarias para la liberación de insulina), las cuales son influenciadas por una variedad de factores tales como es glucagon en forma de péptido-1 (GCP1-1) liberado por células del intestino y otras aportaciones neuro-hormonales.

Intolerancia a la glucosa es evaluada por administración de una solución de glucosa estándar de desafío y documentada en un área bajo la respuesta a curva de glucosa (RCG) por repetición de muestras con o sin medición concomitante de respuesta a la insulina. El índice de glicemia de los elementos es definido como (RCG) repuesta a curva de glucosa para estandarizar la "harina" del alimento en relación a la harina del pan blanco (barra de pan). Para estudio en caballos usamos avena, soluciones de almidón/azúcar 2gr. /Kg. y alimentos dulces como alimento "estándar" y el índice glicímico ha sido, en al menos un estudio tomando una sola muestra de sangre obtenida en lo que se presume, pero no fue verificado, en el tiempo pico de respuesta.

En equinos, las únicas bases usadas para diagnóstico de SME, Cushing, o RI ha sido la presencia de gran cantidad de insulina o glucosa en una sola muestra y muchos veterinarios han recomendado poner a dichos caballos con dietas altas en grasa y fibra. Esto es a groso modo una interpretación inexacta del problema.

Hiperinsulinemia, la cual puede ser definida "como una concentración alta de insulina en sangre" con o sin híper glicemia concomitante y es común en equinos. Disfunción de la glándula pituitaria y obesidad causan RI y están correlacionados con un gran riego de laminitas. Híper insulinemia ha sido relacionado con lesiones por osteocondritis disecante (OCD) en potros destetados y con menos de 12 meses de edad, pero causas y efectos no han sido privados. En cada caso de estudio para respuesta a la insulina en caballos en los últimos 20 años al menos un animal investigado ha tenido una respuesta exagerada a la insulina y fue reportado como algo nuevo. Muchos de estos caballos con alta concentración de insulina son clínicamente normales.

Si Ud. toma una muestra de sangre, para ver resultados de glucosa/insulina, el resultado carecerá de sentido a menos que Ud. sepa lo siguiente:

  • ¿Cuándo fue la última vez que alimentaron? Ya que la glucosa/insulina se mantienen altas por unas 4 horas después de la alimentación con grano.
  • Tipo de alimento ingerido, Ejemplo: alto en azúcar y almidones pudiera causar una respuesta más notoria que la de una ración alta en grasa y fibra.
  • Ración a la cual ha sido acostumbrado, ya que los caballos tienen predominantemente raciones de heno, tendrán una respuesta alta a insulina con raciones de grano o glucosa de desafío, que esos adaptados a altas raciones de grano.
  • Hora del día y niveles de estrés, ya que la respuesta es más alta durante la mañana que durante la tarde en caballos no estresados debido a una fluctuación de cortisol (el cual induce a una RI). Si hay resultados anormales, deberán hacerse posteriormente más pruebas antes de instituir medidas drásticas ya sea con dieta o medicamentos, a menos, claro, si el caballo se observa gordo. Entonces las raciones de la dieta no deberán ser altas en grasa ya que no necesitan calorías extra.

 


Publicado: 01 de Octubre de 2004
Traducción: MVZ José de la Paz Casillas

About the Author

Sarah Ralston, VMD, PhD, Dipl. ACVN

Sarah L. Ralston, VMD, PhD, Dipl. ACVN, is a professor in the Department of Animal Sciences at Rutgers' School of Environmental and Biological Sciences, specializing in equine nutrition. Her research has focused on the effects of diet on metabolism, behavior, and the development of orthopedic disease in young horses, and she has additional interests in nutritional modulation of stress, metabonomics (the study of metabolic responses to drugs, environmental changes, and diseases), and pasture management. Previous research highlights were the pioneering work she did in nutrition for geriatric horses and post-surgical colics while at Colorado State University in the 1980s and the discovery of the correlation of hyperinsulinemia with development of osteochondrosis in young Standardbreds.

Stay on top of the most recent Horse Health news with FREE weekly newsletters from TheHorse.com. Learn More

Free Newsletters

Sign up for the latest in:

From our partners